A todos nos ha pasado. Es inevitable. Todos salimos y entramos continuamente de casa en la calle para ir a trabajar o para tomar algo. Sumando, esto son muchas veces a lo largo de nuestras vidas. Es normal, pues, que a muchas personas les olvide nunca las llaves dentro de casa y no puedan abrir la puerta.

Pero hoy queremos referirnos a este artículo no a esta situación, sino a la de gente que tiene por costumbre dejar las llaves dentro puestas en la puerta. Una práctica habitual en miles de viviendas e incluso de puestos de trabajo. Lo hacemos por seguridad, pensando que si ponemos las llaves puestas por dentro de la puerta estemos mucho más seguros que sin ellas. Pero para algunos tipos de cerraduras no lo estamos y puede que no sea una buena opción dejar puestas las llaves por dentro de la puerta.

Es una práctica muy extendida el dejar llaves puestas por dentro pero los ladrones con más frecuencia y más habilidad utilizan técnicas muy sofisticadas para abrir cerraduras y asaltar posteriormente viviendas. Por ello, hay muchas personas para las que la seguridad se ha vuelto casi una obsesión. Antes de nada, siempre recomendamos que preguntes a un cerrajero profesional de Barcelona, ​​ya que él puede asesorar de la mejor manera con respecto a qué sistemas de seguridad son los que tienes en el hogar y cuáles las mejores opciones para poder mejorar la seguridad en tu casa.

Pero entonces, ¿por qué no se pueden dejar las llaves de casa puestas en el interior? Para empezar y, de forma general, no aporta ninguna seguridad extra en nuestro hogar y de la de sus integrantes. Como te comentamos más arriba, esto dependerá del tipo de cerradura que tengas instalada. Con una cerradura de bombín, por ejemplo, es uno de esos casos en los que en absoluto te va a beneficiar dejar las llaves puestas por dentro.

Pero hay casos peores. Por ejemplo, si la cerradura que tienes en tu puerta es una cerradura para llave de Borjas, podrías estar perjudicándote el hecho de dejar las llaves puestas. Estamos facilitando la tarea al delincuente y, por tanto, poniendo en peligro la seguridad de tu familia. ¿Por qué? Pues porque el ladrón tendrá accesible el código de la llave al estar puesta. Con este código se puede abrir desde fuera manipulando las llaves para poder entrar casi sin derramar una gota de sudor.

Así que ya sabes, intenta informarte antes y ante la duda, cierra bien la casa pero no dejes las llaves puestas por dentro de la puerta. Para tener total seguridad y poder estar en tu casa tranquilo.