IMPORTANTE

Si oye un ruido extraño o advierta la presencia de personas con actitud sospechosa en los alrededores de su domicilio, no dude en llamar a la policía.
Si observa puertas o ventanas forzadas o indicios de que se haya podido producir un robo, no toque nada y avisar a la policía.
Siga siempre las indicaciones que le da la policía

Para estar más seguros en casa

No abra la puerta a personas desconocidas.
Pide siempre la identificación al personal del agua, la luz, el gas o el teléfono y compruebe el servicio, llamando a la compañía. Desconfíe del número de teléfono que le facilite el posible instalador.
Recoger diariamente la correspondencia para evitar que personas ajenas utilicen sus datos personales.
Cierre siempre con llave las puertas de acceso a la calle a la hora de ir a dormir y cuando se ausente aunque sea por un breve periodo de tiempo.
Cierre la puerta de entrada del edificio y compruebe que ningún desconocido aprovecha para entrar.
Compruebe que la puerta del garaje queda cerrada a la entrada y la salida y que ningún extraño aproveche para entrar.
No deje las llaves en ningún escondite externo al domicilio.
Si pierde las llaves, cambie las cerraduras.
Si vive en casas aisladas, puede instalar temporizadores automáticos de encendido de las luces interiores exteriores del domicilio.
Si guardáis en casa objetos de valor, deberá instalar medidas de protección efectivas de acuerdo con sus necesidades.
En caso de robo, para facilitar la identificación de sus pertenencias es conveniente que guarde su documentación y tenga un inventario de objetos con el número de serie, la marca y el modelo.