Los taxis vuelven a circular tanto en Barcelona como en el resto de ciudades donde estos días hacían huelga. Menos dolores de cabeza para los viajeros que llegan a la estación de Sants o en el aeropuerto del Prat. Ya hay taxis, después de ocho días de huelga.

Los taxistas confían en que los usuarios no les “castigarán” para estos días de protesta y los seguirán cogiendo. Insisten, sin embargo, que el conflicto no está cerrado y, si Fomento no cumple sus promesas, en septiembre se volverán a movilizar.

Esta mañana a las paradas de taxis había más de lo habitual; en cambio, el número de clientes ha bajado porque es agosto y, por ejemplo, hay menos viajes de negocios.

Pero en la estación de Sants, o en el aeropuerto del Prat, los viajeros han encontrado largas colas de taxis esperando para cargarlos, ellos y sus maletas.

Algunos taxistas dicen que ahora les tocará trabajar más para recuperar lo que han dejado de ganar durante la huelga.

“Yo veo muchos más coches de lo normal, porque supongo que, para la semana que hemos estado parados, ahora hay mucha gente que se ha quedado sin recursos y han salido todos de golpe a trabajar al máximo.”

“Tengo que trabajar para recuperar un poco, porque hemos estado una semana de ‘vacaciones’ forzadas.”

Los taxistas ofrecerán en septiembre un día de servicio gratuito, que aún no han concretado, para compensar, dicen, los inconvenientes causados.