La cerradura es una de las partes más importantes de una caja fuerte, la cerradura debe ser fácil a utilizar y al mismo tiempo debe poder resistir las posibles tentativas de robo.

CERRADURA DE LLAVE

La cerradura de llave es nuestro modelo más simple y fiable, su funcionamiento es igual al de una llave de cerradura estándar. La diferencia principal se encuentra a nivel de homologaciones (norma EN 1300) y mecanismos de seguridad incorporados en el exterior e interior. Ser uno de los modelos más simples tiene una ventaja clara, el precio, siendo los modelos de cerraduras de llaves de los más económicos de nuestra gama. Entre los inconvenientes que podemos encontrar en este tipo de cerraduras lo más importante es el de la gestión de la clave, ya que tendremos que tener siempre a mano o guardarla en un lugar seguro alejado de la caja fuerte.

Este modelo de cerradura es indicado para ciertos particulares que tienen problemas a la hora de recordar un código secreto (ancianos).

CERRADURA DE LLAVE + COMBINACIÓN MECÁNICA

Se trata del modelo superior de la cerradura de llave. Este tipo de cerradura de caja fuerte añade una seguridad extra gracias a la incorporación de los discos mecánicos. Gracias a contar con una combinación numérica, la clave deja de ser un elemento crucial, ya que sin el código adecuado, aunque usando la llave, la caja fuerte permanecerá bloqueada.

Atención a no perder la llave ya que sigue siendo necesaria en todo momento para poder abrir la caja.

Este modelo de cerradura está indicado tanto para particular como para empresa.

CERRADURA ELECTRÓNICA

La cerradura electrónica permite abrir la caja fuerte o armario blindado sin necesidad de utilizar una clave. Este tipo de cerraduras cuentan con numerosas ventajas. Por ejemplo, es posible programar códigos diferentes para diferentes usuarios, sobre algunos modelos es posible añadir retraso o horarios precisos de apertura. Nuestros modelos de cerraduras electrónicas también cuentan con un bloqueo de seguridad en caso de introducir el código erróneamente en varias ocasiones.

Aunque la duración de las baterías sea muy elevada, es importante tener en cuenta el nivel de las mismas, remplazándolas cuando la cerradura así lo indique (testigo luminoso).