Puede suceder que en alguna ocasión que vayas saliendo de tu casa, se atasque la llave o se parta por la mitad dentro de la cerradura. Esto sucede mucho más frecuente de lo que imaginas. El mal estado en que se mantienen algunas cerraduras, provocan daños posteriores que pueden ser irreversibles por una cerradura o cilindro.

A continuación te daremos valiosos consejos de cerrajería para salir del problema y poder sacar la llave de la cerradura sin necesidad de gastar grandes sumas de dinero. Tú mismo puedes hacerlo de forma sencilla y sin llamar a los bomberos.
Lo primero que tienes que hacer es mantener la calma y la paciencia. Tendrás invertir unas horas para solucionar este problema pero intentarlo será de gran beneficio para ti, porque aprenderás a resolver estas eventualidades por ti mismo.
Lo primero que tienes que hacer es apelar para herramientas básicas como un destornillador, tenedores, un mazo o martillo y clavos que no utilices.
Haz un primer intento para sacar la llave atascada con un tenedor. Empezamos desde el más simple al más complejo. Introduce la horquilla o gancho por el lado opuesto de la cerradura donde se atascó la clave y empuja con fuerza para que la llave caiga al suelo y salga. Si la clave no pertenece a un sistema especializado este será un buen método para conseguirlo.
Si el método anterior no funciona, lo mejor que puedes hacer es poner aceite en la cerradura y otra de las claves que pertenecen al cilindro. Introduce en el extremo opuesto a donde está la clave atascada y empuja con fuerza para buscar nuevamente que la clave salga disparada y caiga al suelo.
Si el consejo anterior no saca la llave, deberás proceder entonces a desinstalar el cilindro. Quitar los tornillos del cilindro de la puerta, memoriza muy bien donde están ubicados los accesorios y piezas e instalar un nuevo cilindro o cerradura.

Para instalar una nueva cerradura deberás comprar una del mismo modelo a la dañada y analizar muy bien cómo van distribuidas las piezas y tornillos para poner la nueva de manera fácil.
Ayúdate con el mazo para quitar la cerradura del orificio de la puerta después de que se haya atascado la clave. Usa el destornillador como un cincel que deberás empuñar contra el cilindro y dar un fuerte golpe con el mazo para que caiga la cerradura y puedas colocar la nueva.
Estos consejos útiles pueden ayudarte en caso de que se atasque la clave dentro del cilindro de la cerradura de tu puerta. Si se ha partido, no tienes más opción que cambiar la clave para una nueva.
Tu mismo puedes resolver ciertas eventualidades de manera que no tengas que acudir a terceros o gastar mucho dinero por problemas que sí tienen solución.
Cuenta siempre con nuestros consejos y aprenderás a gestionar estos problemas domésticos con tus cerraduras, bisagras, clavos, cilindros o sistemas de seguridad de puertas y rejas.