Con el fin de protegernos del sol y obtener sombra u oscuridad en el habitáculo podemos valernos de elementos como las persianas, venecianas, mallorquinas, contras interiores, estores, cortinas, etc.
Hay una gran variedad de fabricantes y no pocas alternativas en cuanto a diseño, color, accionamiento y materiales se refiere.

Aquí nos centraremos en las persianas, contras exteriores e interiores.

La persiana: formada por lamas que se recogen enrollándolas sobre un eje que se encuentra oculto en una caja. Podemos clasificarlas por el tipo de caja, de lama, accionamiento y color

La Caja:

• Cajón de obra: consiste en una caja de madera, que suele tener entre 30 y 40 cm más de largo que la ventana. Construida en madera con una tapa de registro frontal, normalmente atornillada. En su interior oculto el eje, soportado en los extremos, sobre el que se enrollan las lamas. El recogedor de la cinta de persiana va empotrado en la pared. Estas cajas están abiertas en su interior y suelen comunicarse directamente con la cámara de aire de la vivienda por lo que son muy poco eficaces desde el punto de vista de la insonorización y el aislamiento térmico ya que la tapa suele presentar paso de aire del exterior. Estas cajas deberán ir siempre ocultas a la vista por el exterior.

Cajón Compacto:

También conocido como “monoblock”, es una caja de PVC o aluminio cerrada en todas sus caras, con una pequeña abertura por la que se deslizan las lamas. Va integrado directamente en la ventana y el recogedor de la cinta se empotra directamente en el marco de la ventana. Normalmente vienen con una placa de poliestireno en la cara frontal (tapa de registro) con lo que consiguen elevados niveles de insonorización .. La caja compacta puede ser colocada a la vista por el exterior cuando así se requiera.

Lamas de PVC:

De mayor dimensión (50mm) requieren de una caja más grande al enrollar y son más pesadas que las de aluminio. Se emplean unas 20 lamas por metro lineal de persiana.En dimensiones de más de 1,5 mts tienden a combarse con el paso del tiempo, lo que dificulta su manejo. El recogedor de la cinta deberá ir aplicado a la pared o, externamente, en el marco de la ventana.
• Lamas de aluminio: De menor tamaño, pueden ser de chapa inyectada con poliuretano, extruidas o extrudidas autoblocantes (de seguridad)

Lama Térmica:

Chapa inyectada con poliuretano de alta densidad. Nos dan una buen nivel de aislamiento térmico. Son las más ligeras, facilitando su operatividad con cinta normal.
Espesor aluminio: 0,27 mm
Espesor nominal de lama: 8,2 mm
Peso: 3 kg / M2
Cantidad lamas por metro lineal: 25,3 lamas.

Lama extruido:

de mayor resistencia, nos aporta un nivel superior de seguridad a efectos de actos vandálicos. Al ser de aluminio extruido resultan considerablemente más pesadas por lo que, excepto para ventanas pequeñas, se aconseja accionar con cardan, turno o motor eléctrico.

Espesor aluminio: 1 mm
Espesor nominal de lama: 8 mm
Peso: 10 kg / M2
Cantidad lamas por metro lineal: 25 lamas