A la hora de renovar o reforzar una puerta blindada o acorazada, debemos tener claro los conceptos de seguridad pasiva. De nada valdría una magnífica puerta si las medidas que lo acompañan no están a la altura de la misma. Una puerta de seguridad debe ser un paso infranqueable para salvaguardar su tranquilidad. No es necesario ser un profesional de seguridad como un cerrajero para comprobar in situ si su puerta cumple una serie de requisitos.

6 Conceptos de cerrajería a tener en cuenta

Si la puerta es de seguridad, ¿Lo es también su cerradura? No se fie por la forma de la llave, tamaño o diseño. Si es fácil de copiar en un centro de copia de llaves, es fácil de abrir para que no queremos. Que el precio de la copia de la llave no le confunda, consulte un profesional para saber no sólo que es el mejor del mercado, si no el que más le conviene.
El clásico cerrojo modelo FAC. No conviene olvidar a este clásico de toda una vida. De hecho se sorprendería no sólo de su fecha de invención, sino de su eficacia. El compañero ideal para toda cerradura que no nos reporte cierta confianza. O como contra medida disuasoria como decimos para su tranquilidad.

La mirilla. En caso de estar mal instalada, ésta se puede extraer fácilmente y permitir curiosear en su interior. Nuevamente no se confíe, no permita que nadie fisgonee en su vida, es más sencillo de lo que usted imagina.
Medidas para obstruir el paso. Cuando se instale una media de bloqueo, tipo cadena, enganches, u otros dispositivos de bloqueo, asegúrese que cumplen las medidas más altas de seguridad y no escatime. Estos elementos no suelen ser caros ya veces una diferencia de 5 euros en el dispositivo es la barrera que impide que alguien entre atropelladamente en casa o negocio.

Medidas Electrónicas. Estas medidas son un extra a todo lo comentado. Dependiendo de sus necesidades puede reforzar aún más su seguridad. Dispositivos como cerraduras eléctricas, reconocimiento dactilar, cámaras de vídeo, etc., le brindan un nuevo mundo para mejorar la calidad de su seguridad. No son estrictamente necesarias, pero si realmente está seguro de que necesita una media de este tipo, no dude en consultar.

Otras consideraciones importantes

Instalar una puerta de seguridad no es algo sencillo que se pueda encargar en cualquier lugar. Variables como el peso de la puerta, el grosor del muro, la orientación de la misma, el marco, el tratamiento de su superficie, el modelo de cerradura, el tipo de bisagra, los ribetes, el tipo de vidrio si lo lleva y otros son determinantes a la hora de garantizar una instalación óptima. Pero en el caso de que no necesite instalar una nueva puerta, estos mismos términos de los que hemos hablado, son puntos a reforzar en su instalación, que todo cerrajero barato conoce. A veces un simple modelo de tornillo puede suponer un aumento de un 30% en la seguridad de su puerta. No lo dude, si quiere tranquilidad compruebe los puntos que hemos mencionado, nunca es tarde y siempre hay soluciones.