La mayoría de la gente usa cada día las cerraduras sin pensar en la forma en que se mantienen. Un método rápido que puedes utilizar para el mantenimiento de cerraduras y cerrojos para que tengan una mayor duración en el tiempo. Esto sólo cuesta un minutos y sólo hay que hacerlo un par de veces al año, generalmente, todo lo que tiene que hacer es dar un poco de lubricación para mantener todas las partes en movimiento engrasadas.

Se recomienda la limpieza regular y la lubricación un par de veces por año.

Para lubricar los bombillos o cilindros utiliza grafito en polvo, grafito en polvo es el material tradicional para lubricar cerraduras, puede usar grafito en polvo que viene en un pequeño tubo con un filtro fina especialmente diseñado para arrojar a chorros el polvo de grafito en el cilindro también conocido como bombín. También puede usar grafito en polvo en un aerosol, una vez más un producto destinado específicamente para la lubricación de cerraduras.

CONSEJOS PARA UN BUEN MANTENIMIENTO DE CERRADURAS

Vamos con la cerradura, con el tiempo, el polvo, las partículas y sustancias químicas en el aire se asienta sobre y dentro de la cerradura. Para empezar usted tiene que limpiar bien la cerradura. Una manera barata y fácil de limpiar la suciedad fuera de la cerradura es mezclar un poco de agua, zumo natural de limón y un poco de sal mezclados. El jugo de limón es un desengrasante natural y la sal es un abrasivo ligero. Utilice un cepillo de dientes viejo para fregar todo suavemente y luego enjuague con rapidez y seque todo lo que se mojó. Puede acelerar el proceso de secado puede usar una lata de aire comprimido un secador de pelo. Una vez que todo está seco puede pasar a un mantenimiento ligero.

Dos producto muy buenos que son aprobados por los grandes como cerraduras asa son Super Lube Dri-Film y lubrican Poxylube. Estos son botellas de aerosol para que pueda rociar la cerradura del aerosol se seca rápidamente dejando el lubricante intacto.

Lubricante cerradura, para lubricar la cerradura recomendamos un aerosol, con la puerta abierta gire todas las vueltas de llave, baje la manija y por el hueco del resbalón, coloque el tubo de pulverización de plástico y presione hacia abajo en el filtro dos o tres veces moviendo el pulverizador, abra y cierre la cerradura un par de veces, repita el proceso dos o tres veces con ráfagas de aerosol recuerde que un par de veces por año es suficiente.

Mientras que está hay con el lubricante también se asegurará de que las bisagras de las puertas están engrasadas, esto no va a hacer mucho por la seguridad, pero debe asegurarse de que no chirrían cuando se abre la puerta o se cierra. Retire los pasadores de las bisagras a la mitad del camino fuera de las bisagras y rociar una pequeña cantidad de lubricante en el agujero, rocíe una pequeña ráfaga en la parte exterior del pasador espere unos segundos para que penetre en el interior de la bisagra después empuje los pasadores hasta el límite y luego limpie todo hacia arriba para que quede limpio.