La cerradura electrónica es el más innovador en el mundo de las cerraduras. Tiene un sistema de bloqueo que trabaja mediante corriente eléctrica, pueden ser independientes o pueden estar enlazadas a un sistema de control de acceso, lo que permite tener un control, valga la redundancia, de registro de actividad, gestión de usuario y control de tiempo.

Cómo funciona la cerradura electrónica
Originalmente una Cerradura Electrónica cuenta con dos piezas fundamentales para su funcionamiento; por uno de sus lados se encuentra el electroimán y por el otro lado una lámina metálica que llamamos pieza polar o móvil.

El electroimán se pone en el marco de la puerta y va a trabajar como un imán a medida que vaya circulando la corriente por su bobina y cierre la puerta; en dejar de recibir la corriente eléctrica, permitirá que la puerta se abra.

Características de la cerradura electrónica

Notablemente cómoda, ya que no es necesario utilizar ningún tipo de clave.
No produce chispa eléctrico sostenido en el tiempo. De este modo, resulta ideal en caso de que hayan niños en casa.
No sufre desgaste, motivado a que no cuenta con partes móviles
Funciona con cualquier acceso electrónico
Son totalmente aptos para las puertas de emergencias
No requiere de mucho mantenimiento
Ideales para lugares donde hay mucho tráfico de personas.