La Agencia Tributaria ha desarrollado una aplicación móvil para que el trámite sea rápido con varios clic, pero cuidado antes de confirmar porque hay datos y deducciones que no suele tener en cuenta Hacienda. Los expertos recomiendan realizarla a través del programa Renta Web para revisar a conciencia los datos fiscales.

Para muchos contribuyentes la Agencia Tributaria es como el Gran Hermano que conoce todos sus datos. Sin embargo, la información que proporciona a la Declaración de la Renta la obtiene del propio contribuyente y de terceros como empresas, bancos y organismos públicos.

Los datos que desde el 15 de marzo están disponibles en los diferentes canales de la Agencia Tributaria no incluyen los cambios civiles ocurridos en 2017 si el contribuyente no ha informado a Hacienda.

Tampoco la información disponible Hacienda incluye deducciones por gastos de trabajo como cuotas sindicales o de colegios profesionales, siempre que la colegiación sea obligatoria para trabajar y con un límite de 500 euros anuales. Y tampoco los costes que hayan incurrido en abogados en caso de despido u otro conflicto laboral.

Los autónomos tendremos que tener especialcuidado con los siguientes datos:

Actividad desarrollada: dependiendo a su vez de muchos factores, la actividad generará un determinado volumen de ingresos y gastos. En estimación directa será necesario consignar a todos mientras que en módulos, Hacienda ya establece diferentes niveles de renta en función del tipo de negocio, su antigüedad, tamaño y características.

Otros tipos de ingresos: la declaración incluye la suma de todos los ingresos que pueda tener esta persona: los de la actividad económica que pueda ejercer como autónomo pero también los de otros trabajos por cuenta ajena que haya podido realizar, ingresos de cuentas corrientes, depósitos, dividendos, alquileres, ganancias patrimoniales, etc.

Circunstancias familiares: reducciones y deducciones por el mantenimiento de hijos o mayores, compra de vivienda habitual, planes de pensiones, donativos, etc. Que se explican más abajo.

Deducción por vivienda: La deducción por vivienda, tanto para compra como alquiler, sigue siendo una de las mayores rebajas fiscales para el contribuyente, a pesar de que el tramo estatal ha desaparecido desde 2013. Pero la mayoría de Comunidades Autónomas mantienen este beneficio más o menos limitado a determinados grupos de edad ya nivel estatal se mantiene en régimen transitorio, igual que para alquiler. Hacienda no suele reflejar estos gastos satisfechos por beneficiarse de la deducción.
Cuidado con las ganancias patrimoniales
Uno de los errores más frecuentes que comete la Agencia Tributaria es la imputación de viviendas que ya no son propiedad del contribuyente, según Gestha. Se suele dar cuando se produce una venta de un inmueble. El error es grave porque el fisco asigna de forma automática una ganancia patrimonial automático como renta inmobiliaria.

Ayudas públicas: También hay que tener especial cuidado si se han recibido ayudas públicas a la hora de comprar un vehículo o reformar la vivienda. Hay consignarlas en las casillas correspondientes para que tributan como ganancia patrimonial. Si no se añade la Agencia Tributaria reclamará que se tribute como tal e impondrá una sanción.

Deducciones autonómicas: Es particularmente importante dedicar un poco de tiempo a repasar las deducciones autonómicas, ya que aunque sean desconocidas por el contribuyente pueden suponer importantes beneficios fiscales (gastos por estudios de los hijos, por adopción, alquiler de vivienda).
En este punto, los técnicos de Hacienda Gestha recomiendan descargar el Manual de la Renta en la web de la Agencia Tributaria, leer el índice y repasar los apartados que interese a cada persona.

Las aportaciones a los partidos políticos y los donativos: La solidaridad y la ideología desgravan, por lo que las aportaciones a los partidos políticos dan derecho a una deducción del 20% de las cuotas de afiliación. La base máxima de esta deducción será de 600 euros anuales y estará constituida por las cuotas de afiliación y aportaciones previstas en la Ley sobre financiación de los partidos políticos. Asimismo, la última reforma fiscal introdujo importantes mejoras en algunas deducciones por donativos siempre que hayan sido certificadas por la entidad beneficiaria.

Planes de pensiones: Las aportaciones a planes de pensiones, que permite una reducción de la base imponible de hasta 8.000 euros siempre que no supere el 30% de los rendimientos del trabajo, son datos suministrados por la gestora, pero conviene verificarlos antes de validar -lo. Gestha recuerda que el ahorro fiscal de estas aportaciones oscila entre un mínimo del 19 o el 21,5% hasta un máximo del 45 o el 48% de la inversión realizada, según las variaciones de las escalas de gravamen aprobadas por las comunidades autónomas.

Devolución cláusulas sol: Las devoluciones de las cantidades por cláusulas solo están exentas en el IRPF al no considerarse renta, tampoco a los intereses de demora que haya incurrido el banco. Sin embargo, en caso de que lo más pagado por el contribuyente se haya incluido en la deducción por inversión en vivienda habitual, habrá regularizar estas deducciones indebidas de los cuatro ejercicios no prescritos. Igualmente sucedería si se hubieran considerado como un gasto deducible en rendimientos por alquiler o actividades económicas.

Más información: secretaria@gremiserrallers.com