Una de las dudas existentes más comunes relacionadas con las cajas fuertes el sistema de apertura y cierre es mediante combinación numérica es el número de combinaciones que cada una de estas cajas incorpora.

Esta duda que asalta a muchas personas puede tener una simple motivación basada en la curiosidad, pero también puede tener una importante huella práctica y es que conocer el número de combinaciones posibles que tiene una caja fuerte también sirve para poder plantearse las probabilidades matemáticas que un atacante tiene que acertar esta combinación.

Obvia y evidentemente si un ladrón, o si cualquier otra persona que no actúa legítimamente ni con precisamente buenos deseos e intenciones al intentar abrir la caja, la variable de las combinaciones que debería sortear para abrir la caja no será la única variable a tener en cuenta, tal vez ni la principal, pero sin duda es un vector muy trascendente.

Y la variable del número de combinaciones que existirán para abrir una caja fuerte no es el único, ni en ocasiones el más vital, ya que en la mayoría de las ocasiones los ladrones no persiguen tanto acertar con la combinación sino utilizar métodos de fuerza bruta en los que es el uso de la violencia y de la agresión violenta contra personas (para obligar a que abran la caja) o contra directamente la caja forzando la misma o aplicando métodos agresivos contra la misma para conseguirla abrir.

En los casos anteriores de poco servirá el número de combinaciones existentes, pero en muchos otros esto puede dificultar mucho la apertura de la misma para quien no conozca la contraseña e incluso logrará convertirlo en tarea imposible manteniendo la seguridad y la integridad de la caja a salvaguarda y su contenido en un lugar seguro.

Así, tanto sea por curiosidad como por cuestiones prácticas son muchas las personas que se preguntan por el número de combinaciones posibles que tiene una bóveda que se tenga combinación numérica, en las siguientes líneas intentaremos aportar un poco de luz al asunto.

Cómo conocer el número de combinaciones de una caja fuerte?

En realidad, no se puede dar una respuesta única y concreta al número de combinaciones posibles ya que esto dependerá muchísimo del tipo de modelo que se adquiera. Cada modelo es un mundo y cada modelo aporta un nivel de combinaciones diferente.

Es por eso que hablábamos que en este artículo intentaríamos aportar un poco de luz sobre esto y no que en el mismo se aportarán datos concluyentes únicos al respecto ya que esto resulta imposible, absolutamente imposible ya que siempre se ha de entender que dependerá del modelo del que se trate.

Ahora bien, decir que no se puede aportar una respuesta única al número de combinaciones potencialmente existentes no significa, ni mucho menos, que no puedan aportar aproximaciones, datos y en definitiva información de interés que nos debe y puede permitir dilucidar sobre el asunto que aquí nos ocupa.

Para conocer el número de combinaciones posibles que es capaz de albergar un determinado sistema de caja fuerte no se trata de otra cosa que hacer un cálculo matemático. Y es en base a los elementos matemáticos que configuran y determinan el número de combinaciones existentes en una caja fuerte que vamos a basar la exposición sobre el asunto que se va a mostrar a continuación en este artículo.

Antes de proseguir decir que, obvia y evidentemente también, una caja fuerte puede considerarse que en cuanto mayor número de combinaciones posibles mayor nivel de seguridad ofrece. Esta afirmación hay que decir que es una verdad relativa ya que si bien es cierto que es importante que una caja fuerte para ser realmente segura debe ofrecer como más posibilidades de combinación también lo es que de nada servirá si ésta no es segura con relación a los materiales que está fabricada, los cierres que incorpora, a su manera de anclaje, etc.

Así, dicho esto, resulta lógico entender que una caja de seguridad con un gran número de combinaciones puede considerar segura y así es, pero para que sea realmente segura, para que sea segura de forma integral también lo debe ser estructuralmente en todos los ámbitos.

Una vez visto lo que expresa el párrafo anterior decir que todo dependerá del número de ruedas que tenga la caja fuerte y del número de números que tenga cada rueda (entendiendo que se trata de una caja fuerte con mecanismos numéricos mecánicos, las cajas de sistemas electrónicos se basan en el mismo fundamento, pero dependerán de otra forma de cálculo).

Ahora ponemos como ejemplo que la caja fuerte de la que estamos hablando tiene 3 ruedas y que cada una de las ruedas tiene 30 números donde elegir.

En base a este ejemplo podemos ver que hay de entrada 27000 posibles combinaciones (este resultado es la consecuencia de multiplicar 30 por 30 de las dos primeras ruedas que nos da un resultado de 900 combinaciones y añadir entonces la tercera rueda con el cálculo de 900 por 30 lo que les lanza el resultado anteriormente expuesto.

Ahora cambiamos de supuesto e imaginamos que la caja fuerte que hemos comprado tiene 2 ruedas, que dada rueda tiene 10 números y que además tiene un único juego de 27 letras para que se puedan combinar números y letras.

En el ejemplo anterior nos encontramos con la siguiente realidad: la caja fuerte tiene un panel de 27 letras, una rueda de 10 números y otra rueda con otros diez números. En este caso la fórmula para calcular el número de probabilidades es la que resulta de hacer la siguiente multiplicación: 27 x 10 x 10 y eso nos da un resultado de 2700 combinaciones. Esto, entendiendo que la caja fuerte entre sus letras del abecedario incluye la letra Ñ pues de no ser así, el panel tendría 26 letras en lugar de 26 y entonces el cálculo arrojaría unos resultados 2.600 combinaciones posibles.

En caso de que la caja fuerte exija poner cuatro números correctamente para poder abrir la caja y cada opción existente ofrece 10 posibilidades, es decir, si cada número a poner tiene 10 números entre los que elegir el procedimiento de cálculo sería el de calcular el siguiente: 10 x 10 x 10 x 10, lo que nos daría un resultado de 10000 combinaciones. Estas 1.000 combinaciones, si además de estos números el sistema exige el añadir símbolo de la almohadilla o el asterisco, entonces las combinaciones aumentan.

Tal como se podrá ver en este último ejemplo, se estaría hablando de un sistema que no debería ser indefectiblemente mecánico, ya que resulta palpable que si se está hablando de caracteres típicos de una estructura digital como pueden ser el asterisco o el cojinete entonces se está hablando de un sistema que, como mínimo, cuenta con un panel o sistema de este tipo.

Cómo abro una caja fuerte?

En realidad, si hablamos a nivel número las probabilidades de abrir una caja fuerte sin conocer la numeración son muy pequeñas si se pretende conseguir utilizando el sistema de acertar la combinación. Si volviéramos atrás y nos pusiéramos en el primero de los ejemplos que aquí se han expuesto sería de tan sólo de un 0’000037%, es decir, unas probabilidades muy pequeñas para no decir prácticamente nulas.

Por eso si tenemos una caja fuerte que queremos abrir, pero de la que desconocemos su combinación lo más lógico es que tengamos que acabar recurriendo a métodos de apertura digamos que más expeditivos para conseguirlo. Así, el uso de la fuerza bruta y / o de herramientas especializadas serán prácticamente seguro necesarias para proceder a la apertura de una caja fuerte de desconocer su combinación.

Pero en este anterior supuesto también nos encontraremos con un problema, con un grave problema y es lógico y bueno que sea así. Si una caja fuerte es realmente “fuerte” y cumple bien su función no debe ser fácil de abrir, no debe dejarse sabotear fácilmente. Por ello, si la caja es buena y nosotros no disponemos de las herramientas necesarias para abrir la caja ni los conocimientos para hacerlo también nos resultará nuevamente muy difícil, por no decir prácticamente imposible conseguirlo.