Una gran variedad de puertas se puede encontrar en el mercado. Una gran variedad de puertas que pueden dividirse en infinidad de tipos de puertas según el modo en el que se quieran segmentar, pero una gran variedad de puertas que resumen podríamos decir que se dividen en cuatro grandes grupos (con independencia de los subgrupos y más subgrupos que luego puedan existir): está el grupo de las puertas vacías, el de las puertas blindadas, el de las puertas acorazadas y el grupo de las puertas de seguridad.

En las siguientes líneas nos espera al analizar algunas de estas puertas para ver los diferentes tipos, cuáles de ellas son más y menos seguras y cuáles de ellas nos protegen más y menos de los ladrones con ansias de darse prisa con lo que no es suyo y que no les corresponde.

Qué puerta elegir para nuestra casa?

Como en cualquier otro producto las posibilidades entre las que elegir son enormes, vemos aquí porque unas puertas pueden ser más o menos recomendables que las otras y algunos aspectos concretos de cada una de ellas:

Si empezamos tratando sobre las puertas vacías podríamos decir que estas son uno de los tipos más instalados en el común de los hogares, y ello a pesar de que estas puertas son las menos seguras del mercado. La respuesta a cómo puede ser que sean el tipo de puertas más instaladas a pesar de ofrecer el menor nivel de seguridad lo encontramos en el precio, estas puertas son las más económicas, ofrecen un grado de seguridad considerado aceptable para muchas personas y eso hace que las mismas sean instaladas en muchos hogares y lugares.

Después si seguimos tratando sobre las puertas blindadas podremos decir que en las mismas encontraríamos el siguiente eslabón de seguridad en puertas (de menos a más), dicho de otro modo: las puertas blindadas ofrecen un grado de seguridad mayor o bastante mayor que las puertas vacías.

Las puertas blindadas se caracterizan por incorporar alguna (una o dos habitualmente) planchas de acero dentro de la puerta. Estas placas de acero que vienen a revestir la madera son las que aportan un grado adicional de seguridad. Este tipo de puertas son un poco más costosas económicamente que las anteriores pero la inversión vale la pena y hay que decir que también están instaladas en muchos hogares y lugares.

Un aspecto a mencionar y que debe de ser muy tenido en cuenta es que, también como en la gran mayoría de productos, dentro de la categoría de puertas blindadas calidades y cualidades, hay diferentes y diferentes niveles de seguridad. Dicho de otro modo, hay blindajes y blindajes y hay puertas blindadas la robustez y espesor de las placas es mucho mayor que otros homologas de su misma categoría, que otras puertas blindadas que ofrecen una menor robustez, nivel o espesor de blindaje.

Aún con las puertas blindadas cabe mencionar que si bien las mismas son sustancialmente mejores y más recomendables que las puertas vacías también tienen un punto débil. El punto débil de estas puertas no se encuentra tanto en la estructura de la mismas (como es el caso de las puertas vacías) sino en el marco que las rodea -y en la pany-.

Los marcos de las puertas blindadas son de madera y son relativamente fáciles de burlar por el método de palanca y la cerradura jugará también una pieza esencial en la seguridad global de la puerta. Por todo ello es recomendable asegurar la puerta con una cerradura fuerte, de calidad y que ofrezca todas las garantías. La misma debería ser reforzada y contar, como mínimo, con escudo protector. Nunca estará de más añadir una cerradura adicional embutida para aumentar el nivel de seguridad global de la puerta.