Una buena manera, renovadora y poco frecuente, de sacar las mejores características de la combinación de dos materiales. Madera y aluminio o aluminio y PVC.

Características de las ventanas mixtas

Normalmente, están hechas mediante un exterior de aluminio y un interior de madera. Esta combinación da como resultado un diseño altamente aislante y resistente. La madera laminada nos aporta valores aislantes térmicos y acústicos, y además evitará la humedad exterior.

Por su parte, el aluminio exterior alargará la vida de nuestra ventana. Este tipo de ventanas son reciclables y biodegradables, son fáciles de limpiar, tienen numerosos acabados diferentes y equilibran la humedad.

Podremos encontrar ventanas mixtas de dos tipos:

Ventanas de madera y aluminio. La cara exterior será de aluminio, la cual no se oxida y soporta bien las condiciones climáticas del exterior. El interior quedará con la estética de la madera y sus cualidades aislantes.

Ventanas de PVC y aluminio. Ambos materiales de larga duración, sin necesidad de mantenimientos. Podremos personalizar la parte del aluminio interior a nuestro gusto, con los acabados que deseamos. Y el interior de PVC nos aislará térmica y acústicamente.

Esta clase de ventanas cuenta con una serie de medidas estándar para renovar tu casa, pero también podremos obtener diseños personalizados y adaptados a las dimensiones que deseamos. Con este tipo de combinaciones obtendremos los mejores beneficios de cada una de las materias que lo componen. En contrapunto, estaremos tratando con un producto mucho más caro en el resto de opciones