De los mejores aislante acústicos y térmicos, las ventanas de este material nos asegurarán un ahorro energético y una estética cálida y acogedora.

Características de la madera

Es cálida, tiene un encanto especial y su estética es cercana y natural. La madre tiene muchas cualidades positivas a tener en cuenta. Se trata de un buen aislante tanto acústico como térmico, gracias a este material podremos estar resguardados de temperaturas exteriores y ruidos ajenos.

También tendremos a nuestro alcance un gran abanico de diferentes maderas, con tonalidades y vetas diferentes. Otra opción estética para esta materia es la pintura, podremos darle el color que deseamos sin ningún problema. En nuestra mano está el respetar su estética natural o el aportar algún tipo de color o barnizado.

Sí que hay que tener en cuenta que se trata de un material más caro que el resto y más complejo de mantener. Pero no hay duda de que se trata de un elemento auténtico, con un estética característica, acogedora y cercana.

Dependiendo de la madera que elegimos para nuestras ventanas, obtendremos unas características u otras.

Roble: madera noble. Este tipo de madera no requiere ningún tipo de tratamiento especial. Es duradera, cálida y una buena inversión a la larga.

Maderas exóticas: actualmente, esta madera se utiliza mucho a la hora de generar ventanas. Son más asequibles que las maderas nobles pero requieren de tratamientos específicos para su larga duración.

Madera de coníferas: las ventas realizadas con este material se caracterizan por ser asequibles, pero al igual que las exóticas requieren de cuidados y mantenimiento.

Pero si lo que realmente queremos es una madera ecológica que certifique que ha sido cultivada en bosques sostenibles que respeten el medio ambiente, podremos obtenerla. El FSC, Consejo de Administración Forestal, podrá asegurarnos de que la madera que utilizamos para nuestro hogar se ha obtenido de esta manera.

También, el PEFC (Programa de Certificación Forestal), podrá garantizarnos esta gestión sostenible de la madera.

¿Por qué optar por la madera?

La madera es un buen material, auténtico y duradero. Este nos asegura un buen rendimiento acústico y térmico, un longevidad y una estética. Además se presentan en diferentes formatos o es adaptable a nuestras dimensiones.