Muchas veces tenemos en casa documentos de valor que nos gustaría tener bajo llave, pero no disponemos de ninguna cerradura en un mueble interior de nuestra casa.

Con una buena cerradura pondríamos en un lugar seguro cartas importantes, facturas e incluso dinero que tenemos en casa sin ninguna seguridad.

A veces no es necesario gastar un dineral en una caja fuerte o en otro tipo de sistema de protección, sino que sirve con una clave para que todos nuestros papeles estén seguros.

Compra un buen cerradura e instala, si no sabes instalar lo mejor es que llames a un profesional, que es una opción económica y que te ahorrará mucho tiempo.

Precio de colocar una cerradura en un mueble interior
Que un profesional se desplace hasta su casa, que compruebe el estado de la cerradura que has comprado, que pruebe la compatibilidad de la cerradura con el mueble en concreto y que instale esta cerradura puede parecer tarea cara, sin embargo, es un servicio que ronda los 58 euros.

Sin duda, para este precio vale la pena dejar de jugar a ser cerrajeros y pedir la ayuda de un profesional a domicilio.

Tipo de cerradura en un mueble interior

Cerraduras de presión

Si tienes un mueble con puertas correderas en tu oficina está es una buena opción, se trata de una cerradura diseñada para el bloqueo de este estilo de puertas y vitrinas.

Cuando esté cerrada las puertas quedarán totalmente bloqueadas para que no puedan abrirse.

Cerradura con llave

Esta es la más cerradura en mueble interior más común. Se trata de una caja empotrada en el mueble con bisagras que se abren y cierran con una llave.

Este tipo de cerradura se puede comprar en múltiples versiones, desde la típica de metal, hasta un modelo más antiguo con el que conseguirás darle a tu mueble un estilo vintage.

Además de crear un lugar para guardar tus documentos más importantes, conseguirás renovar la decoración de tu hogar.

Cerradura de combinación

Es un tipo de cierre más complejo. Se instala en el mueble interior y se abre y se cierra a través de una combinación que puedes cambiar cuando quieras.

Las opciones para este tipo de cerradura son muy variados, desde los modelos más sencillos hasta los más complejos y digitalizados.

Hay que tener en cuenta que este tipo de cerraduras son más propias para oficinas y negocios que para poner en un mueble interior de casa, ya que no tienen una gran estética y son complejas.

¿Por qué colocar una cerradura en un mueble interior?

Parece un método antiguo de almacenar documentos, pero es uno de los más eficaces. A menudo tenemos por casa o por la oficina papeles confidenciales que no sabemos donde guardar y tener una caja fuerte llena de documentos no es muy productivo.

También es una buena opción para guardar herramientas o utensilios que puedan suponer peligro para los más pequeños de la casa. Cuando llegan a cierta edad ya no hay cajón que se les resista, pero con una buena cerradura puedes evitar más de un disgusto.

Además si encuentras una cerradura antigua puede ser un elemento decorativo que los muebles de tu salón tengan un nuevo aire.

Mantenimiento de cerradura en un mueble interior

Este tipo de cerraduras tienen un mantenimiento sencillo, sólo hay que limpiarlas de vez en cuando con un paño humedecido e intentar engrasarlas con regularidad para que la clave no se quede atascada con todos nuestros documentos dentro.

Para ello basta con aplicar un poco de aceite cuidadosamente sin mojar todo el mueble, ya que podría estropear, la mejor opción es utilizar una jeringa.