Cambio de inquilinos, pérdida, robo, o dejarnos las llaves dentro de casa, suelen ser los principales motivos para cambiar el bombín o la cerradura de nuestro hogar. Cuando se presenta una de estas situaciones podemos optar por cambiar nosotros mismos o llamar a un profesional.

Las cerraduras juegan un papel fundamental en la seguridad de nuestro hogar. Es importante mantenerlas en buen estado para garantizar esta seguridad.

Cómo cambiar el bombín?

Si optas por cambiar tú mismo, nosotros te enseñamos cómo.

Tienes que saber que hay diferentes tipos de sombreros fuertes. Los bombines con forma redonda o de pera son los más comunes. Tienen una ranura para introducir la clave, por lo que se necesita una clave nueva cuando se cambian. Con cualquiera de los dos, el proceso es sencillo.

Sólo necesitas un destornillador y un bombín de la misma forma y tamaño que lo que vas a retirar. Es importante que te fijes en el grosor de la puerta o en la distancia desde el canto. Para asegurarte de que compras el correcto, puedes llevar el viejo en el establecimiento.
Para cambiar el bombín viejo, en primer lugar, tienes que localizar el tornillo impar que lo sujeta. Se localiza en el canto de la puerta alineado con el bombín. Afluxeu con un destornillador y retirar. En algunos casos es necesario introducir la clave y girarla para sacar el bombín con facilidad. Si la puerta es blindada, deberás retirar la manija para poder sacar el bombín.

A continuación introduce el nuevo bombín en el mismo hueco (preferiblemente con la llave puesta) y fíjalo con el tornillo impar. Asegúrate de que funciona correctamente y listo!
Si lo que necesitas es cambiar la cerradura, el proceso es similar. En este caso, tienes que soltar todos los tornillos, retirar la cerradura al completo y comprar una de las mismas dimensiones y características.