CERROJO ANTIBUMPING LA SEGURIDAD DEFINITIVA

A pesar del titular, partimos de una base: la puerta inviolable no existe. Todo es cuestión de tiempo para hacer claudicar las defensas de nuestra puerta. Ahora bien el «secreto» está en tener como dotación de tiempo el razonablemente suficiente para hacer desistir o mejor no plantearse un ataque al primer baluarte de nuestra intimidad doméstica.

Las puertas blindadas actualmente no son un elemento que tenga un nivel de seguridad suficiente y aceptable para resistir tanto un ataque de fuerza (palanqueta, destornillador, pata de cabra etc) como un habilitado (bumping, ganzuado etc).

Las razones son diversas. En primer lugar una puerta blindada tiene un elemento muy vulnerable que es el marco. Sacando las molduras se accede fácilmente al cerradero y palanqueando en él es fácil retrotraer todo el carro de la cerradura, tenga los puntos de seguirdad que tenga, tres, cinco o más, para que toda la cerradura está comandada desde esta caja central . Esta acción puede hacerse en menos de dos minutos.

Por otra parte el bumping está causando estragos ya que con las llaves bump de fácil adquisición, en cuestión de pocos segundos y con muy poca práctica podemos abrir la gran mayoría de las bombillas de perfil europeo convencionales y mal llamados de seguridad.

Llegados a este punto podríamos pensar ‘que todo está perdido’ pero NO, Hay una solución efectiva y económica la instalación de un cerrojo antibumping de última generación. Con ello conseguimos principalmente tres mejoras importantes, a saber:

1. Tenemos instalada una cerradura muy segura, totalmente independiente de la cerradura principal y con un funcionamiento radicalmente diferente, por lo que la posible manipulación de esta no le afectaría en absoluto.

2. Al llevar un bombillo antibumping, matamos dos pájaros de un tiro. Es decir, es muy conveniente instalar un bombín con este nivel de protección en la puerta. Ahora bien, si instalamos este tipo de cerrojo, ya tenemos un ‘todo en uno’ de manera que ya no sería estrictamente necesario cambiar nuestro, en general, poco fiable bombín por otro. La razón es que esta segunda cerradura ya lo lleva de serie y resistió este tipo de ataque. cerrojo antibumping
Ahora bien, ya sabes lo que dice el refrán; «Cuanto más azúcar más dulce», que traducido en este caso al lenguaje cerrajero quiere decir, que si acabamos instalando además un bombín antibumping en la cerradura principal, ya que obviamente mejoraremos aún más nuestra seguridad.

3. Y la mejor ventaja de todas es, que crea un efecto disuasorio. Y qué quiere decir esto. Pues para entenderlo debemos ponernos en la piel del caco. Nos ponemos el antifaz, la camiseta de rayas, la linterna y accedemos al rellano de nuestra vivienda. ¿Qué vemos? Cuatro puertas de acceso de las cuales tres tienen una cerradura y una tiene dos. Y para más INRI sabemos que es un ‘puñetero cerrojo antibumping’. ¿Cuál crees que cae inmediatamente de la lista de objetivos fáciles y rápidos? Efectivamente! tu. Lo mejor de esto es que ni siquiera es necesario que esté cerrada, no tiene tiempo de averiguar! Has ganado la batalla! Las estadísticas dicen que en más del 90% de los casos el ladrón desistirá, y buscará objetivos más «fáciles».
Recapitulando. El cerrojo antibumping convirtió la puerta de tu vivienda en un ‘repelente de rateros’. Y sinceramente creo que es la opción más segura, económica y efectiva para este tipo de puertas. De hecho tengo que confesarte un secreto. Mi puerta es de estas y sabes qué? A mí no se me puede atribuir el de ‘A casa del herrero cuchillo de palo «. Por la cuenta que me tiene tengo este cerrojo y más un bombín antibumping, por si acaso.