La carpintería de aluminio o más bien los muebles de aluminios se están poniendo cada vez más de moda. Y es que es un material muy duradero y que casi no necesita mantenimiento. Además para muebles de exterior suelen ser la mejor opción, ya que es un material muy resistente a las condiciones meteorológicas adversas, y muy fácil de mantener. Hoy ten damos en este artículo unos consejos para mantener tus muebles de aluminio, aunque ya decimos que no necesitan demasiado.

Cuando tu mueble de aluminio esté ligeramente sucio sólo debes frotarlo con una tela humedecida.

Cuando vayas a hacer la limpieza de tu carpintería de aluminio deberás hacer con bayetas suaves o esponjas que no rayen la superficie. Además utilizaremos agua con jabón o detergente neutro. Después de limpiarlo enjuagaremos con agua y secaremos con un paño para evitar daños con el detergente.

La frecuencia con la que tenemos que limpiar la carpintería de aluminio no es mucha, cada vez que se quiera se puede pasar un paño húmedo y así lo mantendremos siempre limpio hasta su limpieza a fondo.

Se aconseja que la limpieza de la carpintería de aluminio se haga cuando le esté dando la sombra y esté a una temperatura moderada, así evitaremos daños en el material.

Los trapos y esponjas utilizados para la limpieza de la carpintería de aluminio de bien estar libres de asperezas, para así evitar arañazos en el material.
Cada tres años es aconsejable una inspección de los muebles de aluminio para así reparar los daños que puedan tener y cambiar las bisagras y engranajes que se encuentren en mal estado.

Ya ves que la carpintería de aluminio necesita de poco mantenimiento. Lo más importante es mantenerlo limpio para que no pierda su estética.