Puede que la entrada en vigor de la cotización por tramos no lo tenga tan fácil, ya que para ello es necesaria la aprobación de los presupuestos generales del Estado, y el panorama político es ciertamente inestable. Sin embargo, desde el 1 de enero de 2019 pusieron en marcha muchas novedades que afectan directamente a los autónomos. Novedades que no necesitaron de la aprobación de estos presupuestos. Las medidas más interesantes son las que afectan a la conocida como Tarifa Plana de Autónomos. Te hablamos de ella para que lo tengas claro todo.

¿Qué es la Tarifa Plana 2019

Los trabajadores por cuenta propia que se den de alta durante 2019, o que no hubieran sido dados de alta en los dos años anteriores (tres si ya te beneficiaste de esta tarifa), podrán disfrutar de una bonificación en su cotización a la Seguridad Social. Esta bonificación se extenderá 24 meses. Así, la nueva tarifa plana para este año puede desglosar así:

De 0 a 12 meses: Si eliges la base mínima de cotización, pagarás unos 60 euros para cubrir las contingencias comunes y profesionales. En esto no está incluido ni el cese ni la formación profesional.
De 12 a 18 meses: se aplicará una reducción del 50% de la cuota. Si eliges la base mínima se quedará en unos 141,65 euros al mes.
De 18 a 24: a partir del mes 18, se aplicará una reducción del 30% de la cuota. Esto significa que si has elegido la base mínima de cotización, tendrás que pagar 198,31 euros al mes.
Hay que añadir que, en el caso de que seas una mujer menor de 35 años, o un hombre menor de 30, podrás disfrutar de 12 meses más de bonificación. De este modo, desde el mes 24 hasta el 36, podrás seguir beneficiándote del 30% de bonificación de la última etapa de la Tarifa Plana.

Los casos particulares de la Tarifa Plana

En esta Tarifa Plana 2019 encontramos algunos casos con particularidades. Por ejemplo, nos encontramos con la Tarifa Plana para municipios de menos de 5.000 habitantes. Si estás empadronado en un municipio con esta densidad de población, podrás beneficiarte de la cuota de 60 euros en el caso de la base mínima de cotización, o del 80% en el caso de la base mayor, durante 24 meses.

Otro caso particular es el de la Tarifa Plana para personas con discapacidad reconocida igual o superior al 33% y víctimas de violencia de género o terrorismo. En este caso, las personas que se den de alta y cumplan los requisitos anteriores, estarán bonificados durante 12 meses con los 60 euros de Tarifa Plana a la base mínima y 36 meses más (hasta 48 en total) al 50%, es decir, pagando 141,65 euros al mes.

Finalmente, tenemos la Tarifa Plana de las madres que se reincorporan a la actividad. Estas mujeres podrán reincorporarse después de disfrutar de la prestación de maternidad con la Tarifa Plana durante 12 meses.

Esto también es aplicable a las mujeres adoptantes. Sí, también se beneficiarán de 1 año con cuota especial de 60 euros mensuales o el 80% de la cuota en el caso de elegir una base superior a la mínima.

Hay que dejar claro que en estos casos es del todo necesario que se produzca un cese en la actividad, tanto una baja en actividad económica como una baja en autónomos.