Tesa Assa Abloy lanza al mercado la puerta acorazada para trastero Bunker, de Grado 2 según norma EN 1627 antiefracción. Cuenta con tres puntos de cierre de bulones de 18 mm, dos pernos de seguridad regulables y cuatro pivotes anti palanca. Con esta puerta de grado 2, la empresa busca satisfacer una demanda cada vez más creciente, la de proteger a los trasteros y los bienes que se almacenan en estos espacios. Actualmente, la mayoría cuenta con una puerta básica con un nivel de seguridad muy por debajo de lo que requiere el material que salvaguardan. Bunker está disponible en dos acabados, acero galvanizado y blanco RAL9016, y se sirve con un kit de cierre de seguridad: el cilindro antibumping T60 con botón y el escudo E700. Ofrece varias medidas que se ajustan a las más habituales de este segmento: cuatro alturas (2005, 2035, 2065 y 2145) y cuatro anchuras (800, 850, 887 y 925) y el usuario puede elegir si va con agujeros de ventilación o sin ellos, según su preferencia.

Bunker, puerta acorazada para trastero de Tesa Assa Abloy.

Se democratiza la seguridad en los trasteros Este nuevo desarrollo responde a una creciente demanda de seguridad en los trasteros, ya que se trata de un sector en crecimiento, especialmente en zonas urbanas de las grandes ciudades en las que no eran tan comunes hasta que hace poco comenzaron a crecer empresas que ofrecen estos espacios de alquiler. Esto, unido al gran valor de los elementos que se almacenan dentro, como bicicletas de alta gama, tablas de surf, botellas de vino singulares, colecciones valiosas, etc., hace que sean blancos muy codiciados por los ladrones. De esta manera, aquellos con este tipo de bienes almacenados en sus trasteros pueden aumentar su seguridad sin necesidad de recurrir a una puerta acorazada para vivienda, gracias a esta alternativa más accesible pero a la vez segura, tal como lo acredita el grado 2 obtenido en los ensayos.

La puerta tiene grado 2 de seguridad, según norma EN 1627 antiefracción.