El teniente de alcalde de Prevención y Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Albert Batlle, se reunió con la Junta Directiva de PIMEC para valorar la situación.

Barcelona, ​​18 de septiembre de 2019. PIMEC ha mostrado su preocupación por la sensación de inseguridad que se vive en Barcelona y por su afectación a los negocios de la ciudad, durante la reunión de la Junta Directiva de la patronal, en la que ha participado el teniente de alcalde de Prevención y Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Albert Batlle

Los miembros de la Junta Directiva han constatado que esta inseguridad ha afectado la facturación de los negocios de la ciudad durante este verano, con especial impacto en los sectores del comercio, hostelería y la restauración. No obstante, los empresarios y empresarias han valorado positivamente las acciones que se han empezado a emprender por parte del consistorio y de la Generalitat, pero piden una reforma de las leyes, la agilización en el cumplimiento y, especialmente, castigar la reincidencia .

Por su parte, Albert Batlle destacó que «los delitos han experimentado un incremento del 17% en la ciudad condal» pero también ha dejado patente que Barcelona es una de las ciudades grandes con menos incidentes graves.

En relación a la ocupación hotelera, la patronal ha podido saber a través de sus gremios y asociaciones asociados que los establecimientos han tenido que rebajar precios para garantizar el empleo de este verano. Por su parte, los restauradores han manifestado la bajada de presencia de turistas en las noches.

La patronal, a través de sus sectoriales PIMEComerç y PIMEC Turismo, así como el Gremio de Restauración, siguen trabajando para paliar los efectos causados ​​por la inseguridad en la ciudad y continuarán instante las instituciones solucionar cuanto antes esta problemática que afecta a los ciudadanos, los turistas y las empresas de Barcelona