Fuentes del Ministerio de Trabajo confirman que aquellos trabajadores afectados por un ERTE la solicitud de la prestación no haya entrado en el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) antes de que acabara marzo, tendrán que esperar hasta finales de este abril o principios de mayo para recibir su primera paga de paro. Aunque, gracias a un acuerdo con las entidades bancarias, no deberán demorarse hasta el 10 de mayo, día del abono de las prestaciones correspondiente a este mes de abril.

Aún no hay cifra de cuántos trabajadores no cobrarán ahora su prestación por desempleo correspondiente a los días de marzo amparados por ERTE, el jueves 2 de abril, durante la presentación de los datos del paro correspondientes al mes de marzo, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz adelantó que se habían registrado en el SEPE 620.000 trabajadores incluidos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). A viernes 3 de abril, según los datos recopilados por este diario de las diferentes autoridades laborales (comunidades autónomas y Gobierno Central) se habían presentado más de 445.000 expedientes que superan los 3,2 millones de trabajadores. Esto significa que antes del 10 de abril, día de paga de las prestaciones por desempleo, sólo habría tramitado la prestación de uno de cada cinco afectados, algo más del 19% del total.

Pago mensual El SEPE, como las pensiones de la Seguridad Social o la mayoría de las empresas españolas, abona la nómina mensualmente. En caso de los parados suele ser el día 10 de cada mes vencido y aquellos que no han entrado antes de esa fecha, deben esperar a la nómina del siguiente mes, que en este caso se abonaría el 10 de mayo.

Para acelerar el cobro unos días, las asociaciones AEB, CECA y UNACC ofrecieron un acuerdo en el Ministerio de Trabajo para que las entidades pudieran avanzar unos días el pago a sus clientes. Aunque el acuerdo es voluntario a las diferentes entidades, fuentes de la Asociación Española de Banca (AEB) confirman que se ha sumado la mayoría. En la información del acuerdo, hecho público el1 de abril, se hablaba del anticipo del pago para los que ya tuvieran la prestación concedida a partir del 3 de abril, para que no tuvieran que esperar hasta el 9 de abril. Sin embargo, fuentes del Ministerio de Trabajo señalan que el acuerdo se hace extensible para el mes de mayo, lo que permite que todos aquellos que tengan concedida la prestación durante abril no tendrán que esperar al 10 de mayo, sino que avanzarán unos días el cobro, posiblemente a finales de abril o primeros de mayo. Posibilidad que no confirman fuentes de la AEB que sólo hablan del pago correspondiente al 10 de abril.

El SEPE se hace cargo sólo desde el día que el ERTE está en vigor

En cualquier caso, expertos de relaciones laborales recuerdan que el SEPE se hace cargo desde el día que el ERTE está en vigor y que el resto del mes se abonará la empresa. Por tanto, del mes de marzo, el pago se limitaría a los días desde que la empresa presentó el ERTE que, como caso excepcional, no se demora hasta la fecha en que se ha aprobado el expediente como en los ERTE usuales.

Aunque los expedientes comenzaron a presentarse el 11 de marzo, la tramitación exprés se inicia con la aprobación del RDL del 18 de marzo. Además, dada la descoordinación en la tramitación de los expedientes dependiendo de cada comunidad autónoma, el Gobierno simplificó el proceso el 28 de marzo. A partir de entonces, la solicitud de la prestación ya no recaía individualmente en cada trabajador, sino que la empresa debe realizar una “solicitud colectiva” para todos los empleados incluidos en el ERTE.

En el caso de los expedientes anteriores, las empresas tuvieron cinco días para presentar el listado de los empleados. El objetivo ha sido facilitar la tramitación al SEPE; de hecho, los datos deben presentarse a través de medios electrónicos “en la forma que se determine por el SEPE”. Sin embargo, el cambio de metodología y la información no siempre correcta ha demorado la tramitación del paro. Así pues, el grueso de los trabajadores cobrarán los días de marzo que les hubiera correspondido desde la entrada en vigor de su ERTE junto con la prestación relativa en abril, que en muchos casos ya será completo bajo el abono por parte de el SEPE. Sin embargo, en los expedientes que no son por fuerza mayor (artículo 22 del RDL del 18 de marzo), sino por causas objetivas (artículo 23) el trámite de la aprobación del ERTE es más complejo. En este caso, sí se exige informe de la Inspección de Trabajo, que la evalúa en 24/48 horas según autoridades laborales consultadas por este diario.

Autorización automática La tramitación de los ERTE por fuerza mayor, más del 90% de los presentados, no podrá exceder de cinco días, ya que transcurrido este plazo el expediente se aprueba por silencio administrativo. Pero la empresa puede, incluso, acelerar el proceso del abono del desempleo presentando el listado de sus trabajadores afectados, junto el número de su cuenta corriente, antes de estos cinco días. Además, debe aportar el número de expediente asignado por la autoridad laboral. Con este listado en poder SEPE, se adelantan los procesos del pago a la espera de la confirmación del ERTE.