El confinamiento se alargará en España, al menos, hasta mediados del mes de mayo. Esta es la fecha que se desprende del anuncio hecho este martes, 8 de abril, por parte del gobierno español. El ejecutivo central explicó que se pondría en marcha una campaña de 62.400 tests rápidos a 30.000 familias, de la mano del Instituto Nacional de Estadística (INE), para conocer el alcance de la pandemia en España y el grado de inmunización de la sociedad.

A partir de los resultados de estos tests, se diseñaría el plan de desconfinamiento y se empezarían a aplicar medidas en este sentido. Las pruebas comenzarían la próxima semana, a partir del 13 de abril, y la segunda fase se haría tres semanas más tarde, es decir, a partir del 4 de mayo. Alrededor, pues, del 10 de mayo, se podrían tener los resultados y empezar a aplicar las medidas que permitan los datos. Sería hasta entonces que duraría la situación actual de confinamiento en España, con excepciones puntuales como salir con niños o por algún otro motivo puntual.

Illa confirma el calendario

El titular de Sanidad del gobierno central, Salvador Illa, aseguró que las cifras diarias dadas hasta ahora confirman la «desaceleración» y el objetivo de continuar con la fase de la ralentización esta semana. En este sentido, confirmó que el estudio estadístico para saber cuánta gente ha pasado el coronavirus ya está en marcha y que la próxima semana se empezarán a hacer macetas a unas 60.000 personas.

Como explicábamos, se hará en dos fases y durará tres semanas. «Nos permitirá ver el grado de expansión del virus en la sociedad», ha dicho. Isla también ha defendido el grado de representatividad que tendrá el muestreo, que se hará con el apoyo del INE. En este sentido, ha recordado que cada día se hacen unas 20.000 pruebas de PCR y que a estas alturas ya se han superado las 600.000. Es el primer paso para la vuelta a la normalidad en España.

Científics investigadors busquena contrarrellotge una vacuna contra el coronavirus