En el plazo de una semana se prevé su aprobación si se cumplen los requisitos de entrada. Una semana después se producirá el pago. Se trata de un fondo limitado de 200 millones de euros, de manera que los recursos se agotarán.

16.500 autónomos.

En el caso del Ayuntamiento de Barcelona, ​​la ayuda municipal se centra en los trabajadores autónomos residentes en la ciudad que hayan visto como les ha caído un 75% de sus ingresos. La ayuda será puntual y se destinará a 16.500 autónomos, según explicó ayer el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni. Serán un total de cinco millones de euros que forman parte del paquete de 25 millones anunciados por el consistorio la semana pasada. Esta ayuda puntual de 300 euros, en un único mes, pretende complementar también prestación extraordinaria de Gobierno, fijada en 661 euros. Según cálculos de la consistorio, este pago lo podrán percibir la mitad de los que perciben la prestación extraordinaria de Gobierno. El trámite para solicitarlo es de mayo a septiembre hasta que se agote el fondo de cinco millones destinados a este fin.

Barcelona cuenta con 124.905 autónomos, según datos de Pimec y 85.000 de ellos son empresarios individuales. El efecto del parón por el estado de alarma ha supuesto el cese de la actividad para el 50% de los autónomos y que los que trabajan hayan tenido, de momento, una caída del 85% de sus ingresos. De acuerdo con los estudios de la entidad que representa a la pequeña y mediana empresa, un 76% de estos negocios sufren tensiones importantes en el estado de sus cuentas. Comercios -excluyendo los de alimentación-, servicios, restaurantes y bares son los sectores más perjudicados por la crisis y son muchos los que ponen en duda la posibilidad de poder seguir con sus actividades cuando se inicie la desescalada del confinamiento. Collboni ha referido a la necesidad de dar más apoyo a el comercio de proximidad que forma parte del mismo modelo de Barcelona y comentó que a esta ayuda puntual de 300 euros seguirán más que formaran parte del fondo de 25 millones de euros.

Un hombre camina por la Rambla, con todos los comercios cerrados. / ALBERT GARCIA Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona activan ayudas directas para trabajadores D. CORDERO / B. CIA, Barcelona La Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona anunciaron ayer dos ayudas similares para trabajadores afectados por la crisis del coronavirus. Mientras que el Gobierno anunció una prestación de pago único de 200 euros dirigida a afectados por regulaciones temporales de empleo (ERTE), eventuales que han perdido su empleo y trabajadores autónomos, el Ejecutivo municipal ofrecerá 300 euros -también en una sola vez – trabajadores por cuenta propia de la ciudad. Las medidas activará cerca de 205 millones de euros.

Les dues administracions van anunciar les seves intencions coincidint amb l’inici de la setena setmana de l’estat d’alarma a Espanya i quan tot just s’han pres mesures socials de desescalada de el confinament. La major part dels establiments comercials continuen amb la persiana baixada, el turisme s’ha convertit en una indústria inexistent i Catalunya probablement superarà aquesta setmana la xifra de 700.000 afectats per regulacions temporals d’ocupació (ERTO) sense que la gran majoria hagi cobrat encara prestacions , a més dels autònoms víctimes de l’aturada.

El vicepresidente económico

de la Generalitat, Pere Aragonés, fue el encargado de hacer ayer el anuncio a grandes rasgos, que luego lo acabara de concretara el consejero del Departamento de Trabajo y Asuntos Sociales, Chack El Homrani, también de ERC. La ayuda que el Ejecutivo catalán prevé aprobar hoy se fija en tres colectivos. El primero es de las personas incluidas en ERTE y todavía no han cobrado prestaciones, así como los trabajadores eventuales que han perdido su empleo debido a la actual coyuntura. El tercer grupo lo integran trabajadores autónomos.

Según explicó el Departamento de Trabajo todos los solicitantes de la ayuda deberán certificados

caro que ellos y toda su unidad familiar han sufrido una merma del 30% de los ingresos mensuales respecto a febrero y en ningún caso superan los 2,098,97 euros brutos mensuales. La Generalitat considera que unas 300.000 personas podrían beneficiarse de la ayuda, que también llegará condicionada a los hogares: su uso se limitará a la compra de productos alimenticios, farmacéuticos u otros de primera necesidad. No revelaron como lo controlarán. La Generalitat prevé que la ayuda, considerada de urgencia, será compatible con la percepción de otras subsidios o prestaciones de otras administraciones. Y ayer aseguró que su tramita.