La consejera de Salud, Alba Vergés, anunció hoy en rueda de prensa que pedirá al gobierno español que tres regiones sanitarias – Tierras del Ebro, el Camp de Tarragona y el Alt Pirineu-Aran sean las primeras en avanzar, a partir del próximo lunes, en el proceso de desconfinament por la epidemia de la Covidien-19. De este modo, las otras 6 regiones sanitarias en que se estructura Cataluña tendrán que esperar a hacerlo, ya que según indican los estudios analizados por el Departamento de Salud, en estos territorios todavía hay un riesgo de rebrote de la epidemia moderado -en concreto, en las regiones de Lleida, de Cataluña Central, de Girona, del área metropolitana norte y del área metropolitana sur-, o moderado-alto -sólo al ámbito de Barcelona ciudad-.

La consellera ha explicado que, de este modo, el PROCICAT ha aprobado la propuesta del Gobierno de la Generalidad de iniciar un desconfinament gradual de ámbito territorial en Cataluña, ajustado a los indicadores de riesgo epidemiológico. “El haremos de manera segura, basada en la evidencia disponible, consensuada y transparente”, dijo Vergés tras resaltar que este proceso, duro y complejo, “no lo podemos hacer solos: necesitamos contar con la gente, con los diferentes sectores de la sociedad, y sobre todo con los ayuntamientos, entidades locales y supramunicipales “, porque son” quien mejor conoce sus territorios y mejor pueden ayudar a remarcar que hay que mantener la solidaridad y la responsabilidad de todos “

Alba Vergés ha informado de que todavía hay transmisión comunitaria del virus, por lo que ha reiterado el llamamiento a la prudencia y seguir las recomendaciones de higiene y de distanciamiento físico. “No nos podemos relajar, lo decimos siempre, aunque sea cierto que las cifras han bajado muchísimo y que nuestro sistema de salud ha podido atender a quien lo ha necesitado”, enfatizó. “No hay ninguna región sanitaria en Cataluña con riesgo elevado de rebrote, pero aunque el virus va a la baja, no nos relajaremos”, añadió.

La consellera ha informado de que la consideración de avanzar en este proceso de estos tres territorios se ha tomado en base al análisis principal de dos factores: la tasa de transmisión del virus y la incidencia de nuevos casos en los últimos 14 días . En cuanto a las otras 6 regiones, explicó que será necesario que pasen unos días más para ver la evolución del virus: “Es muy positiva en todas estas regiones, pero hay tiempo para consolidar la tendencia y para fortalecer el diálogo con el mundo local “, para detectar y solucionar algunas complejidades, sobre todo en los municipios más grandes.” La próxima semana estaremos en disposición de presentar una nueva propuesta para estas regiones “, aseguró Vergés, para quien el hecho de que estas regiones no avancen ahora” no quiere decir que deban esperar 15 días más: deben ir tal vez a un ritmo más lento que las regiones con un riesgo bajo y esto tiene toda la lógica en la estratificación que hemos hecho “.

Por último, la titular de Salud ha puesto en valor el esfuerzo enorme que la sociedad ha hecho en estas semanas complicadas. “La epidemia nos ha cambiado por completo nuestra vida y nos ha alterado lo más cotidiano: el trabajo, la escuela, la casa, la familia, los amigos … Pero nos debemos sentir orgullosos, ya que la solidaridad y la esfuerzo nos ha servido para centrarnos en lo prioritario en una emergencia como esta: velar por la salud de las personas y salvar vidas “, valoró Vergés antes de dar” un 10 por quien cuida ancianos en las residencias, por los profesionales del sistema de salud de primaria, de hospitales y de todos los dispositivos posibles que hemos habilitado, por los que son tras el teléfono acompañando y siguiendo el estado de salud y por quien trabaja en tareas esenciales y no ha podido parar, así como un agradecimiento enorme al que se ha quedado en casa para hacerlo posible “.

Cuatro grados de riesgo de rebrote pero ningún territorio en alto riesgo

Acompañando la consejera, el secretario de Salud Pública, Joan Guix, ha reiterado que el criterio que se ha seguido en las decisiones que se han ido tomando hasta ahora han sido marcadas por la garantía de seguridad y no por fechas determinadas. “Las garantías de seguridad las hacemos sobre indicadores objetivos, claros y transparentes”, enfatizó el doctor antes de enumerar un primer grupo de indicadores que contemplan la descripción del territorio, sus datos epidemiológicos, sus capacidades asistenciales, el nivel de vigilancia epidemiológica, o la identificación de puntos de especial riesgo como pueden ser las residencias. El otro grupo de criterios son, según Guix, las medidas de protección colectiva, como el mantenimiento de todas las medidas de distanciamiento e higiene.

En base a todo ello, y sobre todo en base a la incidencia acumulada y al índice de penetración del virus, se establece un índice de valores que clasifica el riesgo de rebrote en cuatro categorías: bajo (valor menor a 30), moderado ( entre 30 y 70), moderado-alto (entre 70 y 100) y alto (más de 100). En este sentido, Guix ha detallado los valores que conforman la actual clasificación, que no sitúa ninguna región en un riesgo alto:

  • Bajo riesgo: Alto Pirineo y Aran (valor 8), Tierras del Ebro (18), Campo de Tarragona (21) Riesgo moderado: área metropolitana norte (valor 38), Cataluña central (46), área metropolitana sur (58), Lleida (60) y Girona (65). Riesgo moderado-alto: Barcelona (91).