casi la mitad de los propietarios de viviendas de España nunca han cambiado las ventanas y un 20% lo hicieron por última vez hace más de ocho años. Estas cifras implican que, con un parque de cerca de 26 millones de viviendas en 2020 -según datos del Instituto Nacional de Estadística- y una media de cinco ventanas en cada una, actualmente hay casi 65 millones de ventanas que ya deberían terminado el ciclo de vida y serían susceptibles de renovación.

El ahorro energético y el aislamiento acústico son los principales objetivos que los usuarios de vivienda buscan satisfacer con la renovación de las ventanas

Según un estudio, tan sólo un 15% de los encuestados aseguraban haber renovado las ventanas entre los 3 y últimos 8 años y un 16% haberlo hecho desde 2018. Reducir las filtraciones de aire frío en invierno y caliente en verano es el principal argumento que dan los encuestados para renovar las ventanas, con un 82%. Otro motivo muy valorado (53%) es la degradación de materiales. Cuestiones como la seguridad frente al robo o frente a accidentes reflejan un 27 y un 21%, respectivamente.

Objetivos y criterios de compra En cuanto a los objetivos que busca satisfacer al usuario en el momento de renovar las ventanas, el ahorro energético y el aislamiento acústico, con un 77% respectivos, se alzan como los requisitos que tienen más peso en la decisión de compra. Si el ahorro energético ha sido una variable que se repite en los últimos años, en cuanto a los argumentos para cambiar las ventanas, el confort acústico se revela como otro factor que el usuario valora, sobre todo, debido a la obligación de pasar más tiempo en nuestros hogares, a raíz de los confinamientos motivados por la pandemia. Precisamente, la situación vivida con la COVID-19 ha contribuido en gran medida a que los usuarios percibieran las carencias de sus viviendas y la necesidad de su renovación. Así, un 30% de los encuestados admite haber realizado reformas o mejoras en su casa y otro 31% se plantean hacerlas en un futuro cercano.

Los criterios que más influyen en la decisión final de la compra son la longevidad, los materiales y la garantía. Casi la mitad de los encuestados se inclinan por el precio como factor importante, pero no el principal. Por el contrario, sólo un 12% valora la marca en la adquisición de ventanas, aunque sólo un 24% recuerda a alguna marca, lo que revela el gran desconocimiento que se tiene de la ventana como producto de consumo.

foto
La ventana como uno de los elementos clave en la mejora del confort en el hogar

Conocimiento de ayudas y subvenciones La rehabilitación energética de edificios y la renovación de ventanas comporta emprender inversiones económicas costosas. Los propietarios de viviendas tienen a su disposición varios planes de ayudas y subvenciones, por parte de las administraciones públicas, que no siempre son aprovechados por desconocimiento de los mismos. Los programas PREE y PREE 5000 para la rehabilitación energética de edificios o los Fondos Next Generation, para impulsar la rehabilitación edificatoria en el contexto del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, son algunas de las iniciativas actualmente vigentes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Puedes obtener más información y configurar tus preferencias AQUÍ.

Privacy Settings saved!
Configuración de privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que la web funcione y no se pueden desactivar de nuestro sistema.

Para utilizar esta web utilizamos las siguientes cookies técnicas necesarias
  • CONSENT
  • PHPSESSID
  • inbound_referral_site
  • lead_session
  • wp_lead_uid

RECHAZAR TODOS LOS SERVICIOS
ACEPTAR TODOS LOS SERVICIOS
×

Powered by WhatsApp Chat

×