Talleres Icart, fue fundada en 1945 por Lluís Icart y Godayol. En sus inicios, su actividad es básicamente la reparación de motores eléctricos para la automoción, desde sus instalaciones ubicadas en el centro de la ciudad de Granollers.

Posteriormente, con Josep Icart y Lamarca al cargo de la empresa, Talleres Icart se trasladó a la calle Rodillo de Granollers. La propia evolución industrial de la comarca llevó a la empresa a ampliar su oferta de servicios, y en su actividad incluye la reparación de motores eléctricos industriales en general.

En los años 80, Toni y Lluís Icart y Rovira se incorporaron a la dirección de la empresa, lo que permite a Talleres Icart especializarse en una amplia gama de servicios.

En 2001, Talleres Icart se trasladó a las actuales instalaciones. La nueva ubicación permite a la empresa, Talleres Icart, dotarse de la infraestructura y las tecnologías de servicio necesarias para desarrollar eficientemente sus habilidades operativas y los conocimientos tecnológicos en la reparación de motores eléctricos.