El mantenimiento se define como un conjunto de actividades desarrolladas para asegurar que cualquier activo continúe ejerciendo las funciones deseadas o de diseño.