Adiestramiento y igualamiento de llaves. Es seguro?

Abrir varias puertas con la misma clave es posible gracias a las soluciones de amaestramiento y igualamiento de llaves. Estas técnicas son muy útiles para organizar y simplificar el control de accesos de viviendas, comunidades de vecinos, hoteles, oficinas …

Adiestrar llaves: seguridad y comodidad

El amaestramiento y igualamiento de llaves son dos técnicas mediante las cuales podemos reducir la cantidad de claves necesarias para nuestros accesos. Estas soluciones permiten ganar comodidad sin perder seguridad.

Tanto el adiestramiento como el igualamiento son modificaciones mecánicas o digitales que se realizan en el bombín o cerradura. Aunque son técnicas diferentes y cumplen funciones diferentes, comparten el objetivo final de poder abrir varias puertas con una única llave.

Amaestramiento de llaves

El amaestramiento de bombines nos permite tener una llave maestra que abre todas las cerraduras de una propiedad, independientemente de que cada cerradura además tenga su clave individual. Con el amaestramiento también tenemos la posibilidad contraria, que una clave individual abra diferentes bombillas de la propiedad.

Las soluciones de amaestramiento son muy útiles en comunidades de vecinos. Por ejemplo, cada vecino tiene una llave individual que abre su vivienda. Con el amaestramiento esta clave individual a su vez podrá abrir la puerta del portal y la del garaje, que son zonas comunes, pero en ningún caso otras viviendas. Además la comunidad puede contar con una llave maestra que abre todas las cerraduras, tanto zonas comunes como viviendas.

También pueden existir diferentes perfiles de acceso con llaves que abren sólo las puertas que correspondan, por ejemplo que la llave del personal de limpieza sólo pueda abrir zonas comunes.

Antes de adiestrar las cerraduras es importante diseñar un plan de adiestramiento para esquematizar el sistema que vamos a instalar. En este plan se diseñarán los grupos de apertura y las autorizaciones que tendrá cada grupo asignado.

El amaestramiento permite establecer una jerarquía muy extensa y compleja aportando organización del acceso, protección, usabilidad y comodidad. Las prestaciones de cada sistema variarán en función de la marca, modelo y calidad de las bombillas utilizados.

También pueden existir diferentes perfiles de acceso con claves que abren sólo las puertas que correspondan, por ejemplo que la llave del personal de limpieza sólo pueda abrir zonas comunes.

Antes de adiestrar las cerraduras es importante diseñar un plan de adiestramiento para esquematizar el sistema que vamos a instalar. En este plan se diseñarán los grupos de apertura y las autorizaciones que tendrá cada grupo asignado.

El amaestramiento permite establecer una jerarquía muy extensa y compleja aportando organización del acceso, protección, usabilidad y comodidad. Las prestaciones de cada sistema variarán en función de la marca, modelo y calidad de las bombillas utilizados.

Igualamiento de llaves

El igualamiento de bombines es una técnica más sencilla que se usa principalmente en viviendas unifamiliares o accesos que no requieren de un organigrama y jerarquía.

Cuando hablamos de igualamiento estamos ante un sistema que cuenta con una misma llave que abre todos bombillos o cerraduras de una propiedad. Por ejemplo, una única clave nos permite abrir la puerta principal de nuestra casa, el garaje, el acceso trasero y el buzón.

Ventajas de adiestrar llaves

Tanto con el igualamiento como con el adiestramiento mantenemos el mismo nivel de seguridad que teniendo diferentes llaves para cada puerta.
Reducimos el número de llaves para nuestros accesos, reduciendo costes en la duplicación de llaves y peso en nuestro bolsillo.
Podemos organizar los accesos. Facilitamos y controlamos el acceso de terceras personas como personal de mantenimiento y limpieza.