El estilo decorativo determina la estética.

Es importante tener en cuenta cuál es el estilo decorativo que predominó en toda la casa para elegir unas u otras, ya que no es lo mismo vivir en un ambiente de estilo clásico que hacerlo en un minimalista.

ACABADO INTERIOR.
Dejando de lado lo que se ve por fuera, hay que decir que el acabado interior es sumamente importante. ¿Por qué? Porque determina la calidad de la puerta. Esta puede ser maciza, que suele pesar unos 40 kilos y ofrece un gran aislamiento acústico y térmico, o bien vacía, en este caso el peso ronda los 20 kilos y el aislamiento no es tan bueno.

ACABADO EXTERIOR
El acabado exterior puede ser lacado (fabricada en un tablero de densidad media), de madera natural (fabricada en chapa de madera natural) o de efecto madera (fabricada en un tablero de densidad media).

MARCO
Puede parecer un detalle insignificante, pero el marco también juega un papel decisivo a la hora de tomar una decisión de compra. La resistencia a la humedad de las puertas interiores depende de la composición del marco, que puede ser de madera maciza (muy resistente a la humedad), de MDF hidrófugo (bastante resistente a la humedad) o de MDF (no tan resistente a la humedad ).
Traductor de Google para empresas:Google Translator ToolkitTraductor de sitios web

¿Abatible o corredera?
La cosa no termina aquí. A la hora de comprar una puerta de interior hay que hacerse una pregunta: ¿mejor abatible o mejor corredera? Las abatibles son las más vendidas, aunque la falta de espacio de la que sufren muchos pisos hacen que las correderas estén ganando adeptos, sobre todo en habitaciones pequeñas y estancias como la cocina o el baño, donde cada metro cuadrado es oro.

Las puertas de interior abatibles pueden ser de una o de dos hojas. Las dos hojas normalmente se colocan en comedores y salones, que es donde hay más espacio. Son vidriadas, de vidrio o ciegas y siempre se abren hacia el interior de las habitaciones.